DESCRIPCIÓN DEL TRAJE

REPRESENTATIVO CARIBEÑO

bafqroo 2_5.jpg

El Caribe y su magia expresada a través de la música y la danza desembarcaron en los albores del siglo pasado en las costas de Quintana Roo donde encontraron refugio. Ritmos surgidos del mestizaje entre africanos traídos como esclavos al Continente Americano en los siglos XVII y XVIII y arahuacos, taínos, siboneyes y caribes, entre otros, fueron adoptados y adaptados al quehacer de los habitantes tanto de la ciudad de Chetumal como de las islas de Cozumel, Mujeres y Holbox.

Para interpretar las melodías que forman parte de la sátira esclavista llamada Guaranducha, así como los bailes caribeños al estilo Chetumal, los intérpretes se atavían con prendas inspiradas en ropa que se utiliza en las comunidades afrocaribeños de Centroamérica, como los garífunas. Con sus amplias y coloridas faldas contrastando con la blancura de sus blusas costeñas, tocados de flores o grandes moños, descalzos, con sombreros de costa o alta copa, capas con escarolas, bastones y deslumbrantes pañuelos en las manos, van bailando durante los días del Carnaval o al finalizar las fiestas de los barrios El Bravo y el Hulubal, en honor al Señor de Esquipulas o la Santa Virgen de Guadalupe